11 tips que tenés que saber de Preeclampsia-Eclampsia3 minutos de lectura

doPi

doPi

Dr. Jose Luis do Pico

  1. La mujer con cualquiera de los factores de alto riesgo de preeclampsia (embarazo previo con preeclamsia, gestación múltiple, enfermedad renal, enfermedad autoinmune, diabetes tipo I y II e hipertensión arterial crónica) y aquellas con mas de uno de uno o mas factores de riesgo (1er. embarazo, edad materna mayor de 35 años, índice de masa corporal mayor de 30, historia familiar de preeclampsia, características sociodemográficas) deben recibir 80 mg/día de ácido acetil salicílico, entre la 12° y 28° semanas de gestación, idealmente antes de la 16° semana. Se debe continuar hasta el parto.
  2. En mujeres con hipertensión gestacional o preeclampsia sin sintomatología crítica severa o más allá de las 37 semanas de gestación se prefiere iniciar el parto vs conducta expectante.
  3. El Sulfato de Magnesio debe ser usado para prevenir y tratar las convulsiones en mujeres con hipertensión gestacional y preeclampsia con signos clínicos de severidad o eclampsia.
  4. Los antiinflamatorios no esteroides deben seguir usándose preferentemente sobre los analgésicos opioides. Las pacientes posparto que recibieron Sulfato de Magnesio como profilaxis no presentaron diferencias en la presión arterial, requerimientos de drogas
    antihipertensivas u otros efectos adversos en pacientes manejadas con AINEs en el período posparto. (Recomendación basada en evidencia inconsistente).
  5. El parto es recomendado cuando la hipertensión gestacional o preeclampsia con sintomatología severa es diagnosticada más allá de las 34 semanas de gestación, después de la estabilización materna o con ruptura de membranas en el preparto o parto. El parto no debe ser retrasado por la administración de esteroides en el periodo pretérmino.
  6. La expectación en el manejo de la preeclampsia con características severas antes de las 34 semanas se basa en estrictos criterios de selección en la selección de la paciente teniendo apropiados recursos para el cuidado materno y neonatal. Ya que la expectación es un intento de
    proveer un mejor beneficio al neonato a expensas de riesgos para la madre, el manejo expectante no es aconsejado cuando la sobrevida del neonato no puede ser anticipada. Durante la conducta expectante, el parto es recomendado en cualquier momento en caso de deterioro
    de la condición de la madre.
  7. EL tratamiento antihipertensivo debe iniciarse de inmediato en caso de severa hipertensión arterial de comienzo agudo (Presión sistólica igual o mayor de 160 mmHg o Presión diastólica mayor de 110 mmHg, o ambas) confirmada como persistente (15 minutos o más). La literatura
    disponible sugiere que las drogas antihipertensivas deben ser administradas dentro de los 30-60 minutos. Sin embargo, se recomienda su administración lo más rápido posible después de cumplir con los criterios de Hipertensión arterial severa de comienzo agudo. Las siguientes recomendaciones son basadas en opiniones de expertos.
  1. Se recomienda en mujeres con hipertensión gestacional en ausencia de proteinuria se les diagnostique preeclampsia cuando cualquiera de estos datos de severidad están presentes:
    Trombocitopenia (menor de 100.00/mm3, Transaminasas elevadas (doble del limite superior), dolor intenso y persistente en hipocondrio derecho o epigástrico sin otro diagnóstico posible alternativo, injuria renal (Crp mayor de 1.1 mg/dl o el doble de la Crp en ausencia de otra enfermedad renal), edema pulmonar, cefalea de novo sin respuesta al acetominophen sin otro diagnóstico alternativo o disturbios visuales.
  2. Las mujeres con hipertensión gestacional que presentan el mismo rango de severa presión arterial deben manejarse igual que aquellas mujeres con severa preeclampsia.
  3. Mujeres con hipertensión gestacional o preeclampsia sin signos severos de enfermedad, el manejo expectante hasta las 37 semanas de gestación es aconsejado, mientras que la evaluación materna y del feto frecuente es aconsejada. El monitoreo fetal consiste en la determinación por ultrasonido de crecimiento fetal cada tres a 4 cuatro semanas de gestación y valoración del volumen del fluido amniótico al menos una vez por semana.
  4. La anestesia epidural o espinal es considerada aceptable y e riesgo de hematoma epidural es bajo en pacientes con recuento plaquetario (70 a 100.000 PLt/mm3) o no existe otra coagulopatía congénita o adquirida, con función plaquetaria estable y la paciente no recibe terapia anticoagulante o antiplaquetaria.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Si te gusto el articulo, pasalo a tus conocidos! Compartamos el conocimiento!

Sobre nosotros...

Capacitamos a médicos, enfermeros, anestesiólogos, kinesiólogos, cirujanos para que se especialicen en este apasionante mundo de los cuidados críticos.​


COMPARTIMOS EL CONOCIMIENTO + CREEMOS EN LA IMPORTANCIA DE LA EXPERIENCIA​

Más artículos..

Tópicos

Seguinos!

Último Webinar